YOGA

YOGA
Nadie gustará de que sean engreído y egoísta. Incluso cónyuge e hijos, aunque exteriormente aparenten respetarles, no estarán felices con ustedes, si son ustedes personas arrogantes. No sólo eso: en tanto ustedes estén llenos de ego, es altamente improbable que sean realmente felices.

Yoga Postura Mayurasana - B.K.S. Iyengar

 ¡Hola! Aqui te presento un artículo que arme sobre una postura conocida como Mayurasana extrayendo la información que a mi criterio era mas relevante para la practica, sobre todo si nunca has practicado mi intención es que te sirva como guía para tu práctica pero considero que es fundamental que antes consultes y practiques con algun profesor que pueda asesorarte y explicarte sus contra indicaciones.



 (Mi-yer-ahs-anna) Mayura = pavo real

Paso a paso:

 Arrodíllese en el suelo, las rodillas bien, y sentarse sobre los talones. Inclinarse hacia delante y presione las palmas en el suelo con los dedos se volvió hacia su torso (pulgares apuntando hacia los lados). Doble los codos ligeramente y tocar los lados meñiques de las manos y los antebrazos externos (hasta el codo) juntos. 

Luego, doblar los codos a un ángulo recto y deslice las rodillas hacia el exterior de los brazos y adelante de sus manos. Incline el torso frontal sobre las espaldas de sus brazos y se introducen los codos profundamente en su vientre en o por debajo del ombligo.

 Si los codos se deslizan aparte, puede unirlas con una correa. Coloque la correa justo por encima de los codos. Si usted no puede manejar la pose bastante completo (como se describe en el paso siguiente), apoyar los pies sobre un bloque (sentado en uno de sus lados), situado cerca de la parte trasera de su estera pegajosa.



Yoga Postura Mayurasana - B.K.S. Iyengar
Yoga Postura Mayurasana - B.K.S. Iyengar



 Afirme su vientre contra la presión de los codos. Baja la frente al suelo. Luego, estire las rodillas y estirar las piernas por detrás de su torso, tops de los pies en el suelo. Reafirmar los glúteos y redondear los hombros ligeramente hacia abajo. Levante su cabeza del suelo y mirar hacia adelante. Incline su peso ligeramente hacia adelante, si las piernas y las nalgas son firmes y activo, este ligero cambio de peso va a Palanca sus pies del suelo. La posición de su torso y las piernas aproximadamente paralelos al piso.

 Mantenga en un principio durante unos 10 segundos, aumentando gradualmente su tiempo de 30 segundos a medida que adquiera más experiencia con la pose. Luego baje la cabeza y los pies en el suelo, doble las rodillas y levante el torso fuera de sus brazos.




Postura Mayurasana
Mayurasana 


Beneficios:

Fortalece las muñecas y los antebrazos.
Tonifica el abdomen.
Fortalece el torso hacia atrás y las piernas.


Sugerencia para principiantes:

 Para equilibrar en esta pose, apoyar su frente y / o tobillos delanteros en un bloque.

Contra indicaciones y Precauciones:

 Cualquier muñeca o lesiones del codo.



Aquí un vídeo de Yoga Postura Mayurasana que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste!







Fuente: Texto: B.K.S. Iyengar
Fuente: Video: www.youtube.com

Hatha Yoga - B.K.S. Iyengar

¿Espiritual o Físico?


"No trates las asanas como un ejercicio físico orientado a mantener la salud de los órganos. Trata las asanas como si estuvieras usándolas para adorar y adornar el alma."


"Asana significa mantener el cuerpo en una postura particular con Bhavana o el pensamiento de que Dios está en tu interior. Asana jaya o la conquista del asana llega cuando cesa el esfuerzo y se asienta la estabilidad. La estabilidad trae consigo el estado de sukhata o beatitud. 

Un asana mantenida en ese estado ya no es realizada por el cuerpo físico o fisiológico, sino por el Sí mismo interior. En este estado el cuerpo ha sido conquistado, las dualidades han desaparecido y se ha logrado la unión del cuerpo, la mente y el alma."


HATHA YOGA
HATHA YOGA


 Existe la tendencia a pensar que el hatha yoga es físico y la meditación o las plegarias son espirituales. Pero si lo pensamos con honestidad y discernimiento, es natural llegar a la conclusión de que todo puede ser físico o espiritual, dependiendo de la conciencia con que lo realizamos. Lo que transforma un acto en algo espiritual, es que el objetivo que tengamos al llevar a cabo ese acto, sea espiritual. 

Si al realizar asanas nuestro objetivo es conectarnos con el Sí-Mismo y ser cada vez más conscientes de que Somos Almas espirituales, nacidas del Absoluto; si el objetivo es que el cuerpo sea un perfecto instrumento para servir a Dios; entonces las asanas no serán físicas sino espirituales.

El cuerpo es el instrumento que tenemos para evolucionar como seres Espirituales, por eso hay que valorarlo en su real dimensión, no descuidarlo ni satisfacerlo excesivamente, el camino del medio siempre es la respuesta. La práctica de asanas nos lleva por ese camino del medio, haciéndonos comprender que el cuerpo es sagrado, es templo del alma, finito, mortal, pero necesario para servir y amar.



HATHA YOGA
HATHA YOGA



Fuente: Texto: B.K.S. Iyengar

Yoga Terapia para el Cáncer

EL YOGA NIDRA 


 El yoga nidra puede adoptarse como una forma de terapia en el cáncer de todo tipo y en todas las etapas. Se recomienda especialmente en unión con la terapia de meditación. Esto involucra meditación intensiva en una de las posturas con las piernas cruzadas, seguida de yoga nidra en shavasana (acostado boca arriba). De esta manera, se establece un balance crucial entre la concentración y la relajación. Mientras que la meditación involucra esfuerzo, el yoga nidra involucra relajación, entrega y “liberación”.

El yoga nidra puede adaptarse específicamente para la terapia de cáncer de varias maneras. En primer lugar, los recuerdos y experiencias de la niñez pueden hacerse aflorar de la mente subconsciente, de manera que puedan reconocerse y corregirse adaptaciones defectuosas. 

Esto hace que los mecanismos de defensa deficientes mejoren y se creen las condiciones fisiológicas opuestas al crecimiento continuado y la mutilación de células tumorales anárquicas. Puede facilitarse mediante la utilización de imaginería y símbolos arquetípicos para despertar los recuerdos, experiencias y fantasías profundamente reprimidos.

YOGA NIDRA
YOGA NIDRA


 En segundo lugar, en el yoga nidra se desarrollan el despertar y la movilización del prana (energía bioplasmática), y su dirección consciente a través del cuerpo. En el tantra ésta es una ciencia terapéutica específica que se conoce como prana vidya, la cual se revela por sí sola en los estados profundos del yoga nidra. Estos sistemas forman la base de la curación psíquica, pránica y mental. 

Un puente entre el yoga nidra y el prana vidya, se desarrolla mediante la visualización consciente, la proyección y la encarnación de las fuerzas y energías curativas de varios tipos. La curación puede visualizarse como un flujo de luz o energía dirigido hacia dentro del cuerpo físico o puede experimentarse también de otras maneras. Puede comenzar como imaginación consciente y volverse una experiencia real a medida que la práctica continúa. A esto se le llama curación pránica.

La curación también puede iniciarse en el plano mental mediante la fantasía creativa y visualización de imágenes. Aquí el cáncer se visualiza reduciendo su tamaño; se reúne un ejército de leucocitos y se los envía a batallar contra las células cancerosas. El cuerpo se visualiza una y otra vez en perfecta salud. Ésta es la curación mental.


YOGA NIDRA
YOGA NIDRA


 La aplicación de yoga nidra a la terapia de cáncer desea promover el desarrollo de la voluntad subconsciente (sankalpa shakti). Para curar el cáncer son necesarias la perseverancia y la fuerza de voluntad. Para lograrlo se practica el sankalpa (resolución positiva) durante el yoga nidra. 

El sankalpa es una resolución personal que se libera como una semilla en la mente subconsciente en momentos específicos durante la práctica, cuando la experiencia de relajación es profunda y la mente subconsciente se desnuda y se vuelve accesible. 

Nuestros propios experimentos durante muchos años nos han demostrado que no hay duda de que cuando esta fuerza aparece en la esfera de la percepción consciente, puede traer aun lo imposible en la vida.






Yoga Limite del Sentido

 Hatha Yoga 


 Para hacernos entrega de este inapreciable regalo, el Hatha Yoga tiene que llevarnos constantemente a los confines mismos de nuestro ser, tanto físicos como mentales. Tiene que llevarnos a nuestro límite. ¿Y dónde está nuestro límite? En el punto de equilibrio entre demasiado e insuficiente. Desde el punto de vista físico, significa utilizar la plena capacidad de nuestro cuerpo en este momento; significa ni pasarse ni quedarse corto. Encontrar ese equilibrio requiere una sensibilidad sincera que puede desarrollarse mediante la práctica. 

 Desde el punto de vista mental, significa estar dispuesto a mantener la postura el tiempo suficiente para que ésta dé su fruto. Significa no sucumbir a la prisa, la impetuosidad, la distracción, el aburrimiento, el miedo o a incertidumbre. Todo lo contrario: debemos desarrollar y usar claramente la conciencia de lo que está sucediendo en realidad. Entonces, salir de una determinada postura sucederá de modo espontáneo y sin esfuerzo. Es igualmente posible permanecer más tiempo del debido en una postura a voluntad, lo que puede suceder fácilmente si perdemos el sentido del límite. 

 Si lo hacemos, nuestra energía empezará a disminuir y nuestra conciencia a disiparse. 
Hay un momento perfecto para pasar a otra cosa. Mediante el cultivo de una sensibilidad sincera, podemos aprender a responder a ese momento, dar por concluida la postura y salir de ella. No nos sirve de ayuda para conseguirlo cronometrar el tiempo que debemos permanecer en la postura, ni con el reloj, ni contando nuestras respiraciones o los latidos cardíacos. Al principio, sin embargo, pueden ser necesarias estas mediciones; pero no debemos apegarnos a ellas. Está en la esencia del yoga trascender la medición cuantitativa para entrar en la infinitud.

 Si no nos esforzamos suficientemente, nos reducimos a nosotros mismos; si nos esforzamos demasiado, nos violentamos. El límite se halla entre una y otra situación. Es un lugar vigorizante; pero puede dar mucho miedo: todos sabemos lo que se siente cuando nos acercamos al borde de un precipicio; en el yoga, está aquí, en el límite, en el borde del precipicio donde reside la fertilidad.

 Mediante la práctica debemos aprender a encontrar nuestro límite, el límite de la postura. Cuando lo hayamos encontrado es cuando podremos mantener, permanecer, permitirnos a nosotros mismos estar inmóviles, receptivos. Entonces es cuando descubrimos que el límite se mueve, se incrementa espontáneamente nuestra capacidad. Así es como va aumentando. Así es como maduran nuestra práctica y nuestra capacidad.


Hatha Yoga

Hatha Yoga 


 Enfocar nuestra práctica como una exploración nos ayuda a desarrollar la sensibilidad sincera que pone de manifiesto nuestro límite. Significa entrar en cada postura simplemente para descubrir lo que hay.  Para descubrir nuestro cóctel actual de tensión, libertad, embotamiento, vitalidad, movimiento, estancamiento, etc. 

Para descubrirlo, reconocerlo, aceptarlo y expresarlo, completamente. Está en la naturaleza de la vida que lo que pueda ser por completo  sí mismo cambiará. O crecerá o se disolverá. De este modo mejora el yoga nuestra vida: haciendo posible que madure lo que contiene potencial, y que pase lo que ha llegado a su apogeo. 

 No es necesario que nos impongamos un destino predeterminado. Esto puede resultarnos difícil. Es grande la tentación de quedar atrapados por la descripción conceptual de la postura, o seducidos por la capacidad de otras personas. Pero no nos sirve de ayuda. Somos lo que somos. Sólo cambiaremos según nuestra capacidad verdadera.

 No durará ningún cambio que impongamos a nuestra capacidad, y además puede causar problemas. Debemos tener paciencia y ser sinceros, en nuestra práctica y en nuestra vida. Debemos aprender a actuar por amor, no por deseo. Estar dispuestos a encontrar la belleza y el valor de lo que hacemos, de lo que somos, en vez de ignorar lo que somos, de negarlo o de que nos moleste, mientras perseguimos algo de lo que nos han hablado o que hemos visto: tal vez no sea para nosotros.



Hatha Yoga

Hatha Yoga 


 Descubriendo el potencial del límite aprendemos que la fuerza es completamente innecesaria en el Hatha Yoga. Las propias técnicas están cargadas de energía. No necesitamos añadirle más con nuestra impetuosidad e impaciencia equivocadas. Es peligroso usar la fuerza para superar apresuradamente nuestras limitaciones actuales. 

No sólo por el riesgo de lesionar por sobreestiramiento los músculos, tendones y ligamentos, sino porque también fomenta una sensación de ineptitud, de incapacidad, que genera un sentido codicioso de que debemos tener más de lo que tenemos. Además, santifica la ansiedad mediante la cual se manifiesta la codicia. De cara a mejorar la flexibilidad no sirve de tanta ayuda como podría pensarse. 

 Es cierto que trascendiendo nuestros límites conseguimos alargar las fibras musculares; pero sólo momentáneamente. Si no se mantiene este impulso en nuestra práctica diaria, el efecto global a la larga es un acortamiento equivalente al alargamiento alcanzado. Porque el resultado mecánico del estiramiento excesivo es un acortamiento compensatorio: un aumento de la tensión. Si en vez de eso respetamos nuestro límite y utilizamos la inteligencia celular para liberarnos de nuestras limitaciones sin aplicar ningún esfuerzo, descubrimos que no tenemos que mantener una práctica diaria intensa para mantener nuestra flexibilidad. 

 La flexibilidad conseguida con inteligencia celular es más penetrante que la que resulta de la fuerza. Pero, aparte de con la capacidad física, el límite se relaciona con otros elementos. Más profundamente se halla el lugar donde se encuentran todas las polaridades y donde se resuelven entre sí. Es el espacio de la disolución, la rendición, donde el yo y los otros se unifican; donde nuestro ego se funde en nuestro yo, donde nuestra estructura condicionada se fusiona con nuestra verdadera naturaleza. Este lugar da verdadero miedo al ego, que depende de que sigan bien marcadas las separaciones dualistas del yo y los otros, de dentro y fuera. 

Cuando alcanzamos el límite, todo se vuelve borroso. Esto produce ingentes cantidades de resistencia. El ego no quiere perder el poder. Pero para degustar los frutos del yoga es esto lo que debemos permitir que suceda. Tenemos que estar dispuestos a llegar hasta el límite y a renunciar a nuestra resistencia, a quedarnos allí, justo en el límite. Luego podemos entrar en el espacio iluminado del yoga. Esto es lo que se conoce como “morir en la postura”. 

 Es necesario para que madure el fruto del yoga. Se trata de algo que puede suceder en cualquier momento. No es cuestión de esforzarse durante años y años de práctica, y luego, quizá, un día, si se trabaja mucho, poder vislumbrar nuestra verdadera naturaleza, nuestra verdadera condición. Ya está aquí. No requiere grandes realizaciones por nuestra parte. Si deseamos conocerla, sentirla, serla, debemos morir para nuestro ego, nuestro sentido de nosotros mismos como un centro continuamente aislado. Llegando al límite de una postura, se nos da la oportunidad de hacerlo, momentáneamente.

 Podemos conseguirlo siempre que queramos. Basta soltar la resistencia, abandonar el miedo y sentir como el cuerpo y la mente se desprenden de lo que se les ocultaba.

 Por supuesto, esta muerte no puede ocurrir si intentamos forzar nuestro límite para conseguir más movilidad, o para seguir más tiempo en la postura. No es cuestión de espacio o de tiempo. Lo único que así conseguimos es reforzar nuestro ego, dejar que pase de largo la oportunidad de disolver nuestra estructura condicionada en nuestra verdadera naturaleza. A menudo no nos damos cuenta de que es esto lo que estamos haciendo, tan tremendo es el poder del ego para trastocar cualquier cosa con tal de mantenerse. 

 Para no quedarse en paro nos incita, con el palo y la zanahoria del “esto no basta, más es mejor”. Quedamos entonces atrapados en la dualidad, en la cual el yo y los otros, y todas las demás polaridades, permanecen separados y antagónicos. Si, no obstante, podemos permanecer impávidos ante las oleadas de la inestabilidad que empiezan a levantarse cuando nos hallamos en el límite, descubriremos de qué trata el yoga. 

 Cuando permanecemos justo en el límite, el desafío que supone para el ego le hace flaquear. Cuanto más tiempo permanecemos en él, más se incrementa el desafío. Cuanto más se incrementa el desafío, más y más se desestabiliza el ego: cada vez le parece más difícil mantener su presencia sólida, constante. Esto puede dar mucho miedo, y a medida que seguimos adelante, incluso resultar aterrador. Pero es el ego, y sólo el ego, el que tiene miedo, el que siente terror. A nosotros nos está reservado algo mejor. Si podemos vencer esta resistencia a que perezca nuestro ego, y nos quedamos como estamos, descubriremos el otro lado. 

El límite se disolverá y experimentaremos nuestro verdadero yo. Aprender a dejar que esto suceda en realidad es la esencia de todas las prácticas espirituales. El Hatha Yoga está concebido para ofrecernos esta oportunidad una y otra vez, de muchas maneras distintas. Cada asana tiene su propio límite. Cada límite es una puerta que conduce a nuestro verdadero yo. Se abre sola; todo lo que tenemos que hacer es llegar al umbral y permanecer allí, resistiendo el enorme impulso de retirarnos, o la sutil demanda de resolverlo por la fuerza.




Fuente: Texto:  Yoga Dinámico   Godfrey Devereux  

Árbol del Yoga

Los sabios de la antigüedad, que experimentaron la visión del Alma, descubrieron la semilla de ésta en el yoga




 Para cultivar una planta hacemos primero un agujero en la tierra, retiramos las piedras y los hierbajos y ablandamos el suelo. Luego introducimos la semilla en el suelo cubriéndola cuidadosamente con tierra blanda para que al abrirse no la dañe el peso de la tierra.

 Finalmente, regamos un poco la semilla y esperamos a que germine y crezca. Después de uno o dos días, la semilla se abre en forma de brote y empieza a crecerle un tallo. Luego el tallo se divide en dos ramas y echa hojas. Crece continuamente formando un tronco y produce ramas cargadas de hojas que se abren en diversas direcciones.

EL YOGA Y EL ÁRBOL
EL YOGA Y EL ÁRBOL


 De forma similar, el árbol del sí mismo necesita cuidados. Los sabios de la antigüedad, que experimentaron la visión del Alma, descubrieron la semilla de ésta en el yoga. Dicha semilla presenta ocho segmentos, los cuales, a medida que crece el árbol, dan origen a los ocho miembros del yoga.

 La raíz del árbol es el yama, que comprende cinco principios: ahiṁsā (no violencia), satya (amor a la verdad),asteya (hallarse libre de avaricia), brahmacharya (control del placer sensual) y aparigraha (hallarse libre de codicia y de la posesión más allá de las propias necesidades). La observancia de yama disciplina los cinco órganos de acción, a saber, los brazos, las piernas, la boca, los órganos de procreación y los órganos de excreción. 

 Naturalmente, los órganos de acción controlan los órganos de percepción y la mente: si la intención es causar daño, pero los órganos de acción se niegan a hacerlo, el daño no se llevará a cabo. Así pues, los yoguis comienzan por el control de los órganos de acción. Yama es por tanto la raíz del árbol del Yoga.


EL YOGA Y EL ÁRBOL
EL YOGA Y EL ÁRBOL


 A continuación viene el tronco, comparable a los principios que componen niyama. Estos son śaucha (limpieza), santoṣa (contento), tapas (ardor), svādhyāya (estudio del sí mismo) e Īśvara praṇidhana (entrega de uno-mismo). Estos cinco principios de niyama controlan los órganos de percepción: los ojos, los  oídos, la nariz, la lengua y la piel.

 Del tronco del árbol surgen varias ramas. Una crece muy larga, otra de lado, otra en zigzag, otra recta… etcétera. Estas ramas son las āsanas, las diversas posturas que armonizan las funciones físicas y fisiológicas del cuerpo con el modelo psicológico de la disciplina yóguica.

 De las ramas crecen las hojas, cuya interacción con el aire suministra energía a todo el árbol. Las hojas absorben el aire exterior y lo conectan con las partes internas del árbol. Se corresponden con prāṇāyāma, la ciencia de la respiración, que conecta el macrocosmos con el microcosmos y viceversa. Nótese cómo, en posición invertida, los pulmones representan un árbol. A través del prāṇāyāma, los sistemas respiratorio y circulatorio son conducidos a un estado de armonía.


EL YOGA Y EL ÁRBOL
EL YOGA Y EL ÁRBOL


 El dominio de āsanas y prāṇāyāma ayuda al practicante a desligar la mente del contacto del cuerpo, lo que conduce automáticamente a la concentración y la meditación. Las ramas del árbol se hallan todas cubiertas por una corteza. Sin la protección de la corteza, el árbol sería carcomido por los gusanos. 

 Esa cubierta preserva la energía que fluye dentro del árbol desde las hojas a la raíz. Así, la corteza se corresponde con pratyāhāra, el viaje de los sentidos hacia adentro desde la piel al núcleo del ser.

 Dhāraṇā es la savia del árbol, el jugo que transporta la energía en su viaje hacia el interior. Dhāraṇā es concentración: enfocar la atención en el núcleo del ser.

El  fluido del árbol, o savia, conecta la última punta de las hojas con los extremos de la raíz. La experiencia de esta unidad del ser desde la periferia hasta el centro, donde el observador y lo observado son uno, se alcanza en la meditación. Cuando el árbol está sano y el suministro de energía es excelente, brotan de él flores. Así dhyāna, la meditación constituye la flor del árbol del Yoga.

 Finalmente, cuando la flor se transforma en un fruto, éste se denomina samādhi. Al igual que la esencia del árbol se halla en el fruto, así también la esencia de la práctica del yoga está en la libertad, el equilibrio, la paz y la beatitud de samādhi donde el cuerpo, la mente y el alma se unen y se funden con el Espíritu Universal.




Fuente: Texto: “El árbol del yoga”  BKS Iyengar

Yoga Patanjali la Invocación - B.K.S. Iyengar

La invocación comienza con Aum. 

Aum es el sonido primordial, un adi nada (sonido original)



 Ahora déjenme decirles acerca de la invocación a Patañjali, su significado y simbolismo. La invocación comienza con Aum. Aum es el sonido primordial, un adi nada (sonido original) melódico, sonoro y sublime. Las tres sílabas A, U, M representan la gama entera del sonido y la creación. Representan el despertar del sueño y de los estados letárgicos de la conciencia. La media luna simboliza el estado transcendental. Aum es pranava que significa elevado, insuperable alabanza al principio supremo, la divinidad. Según Patañjali esto simboliza Isvara, la divinidad "tasya vacakah pranavah”. Siendo la fuente de todas las energías Aum se expresa como un principio auspicioso. Ninguna actividad sagrada será completa, profunda y perfecta sin efectuar la suprema bendición y Aum es la mayor invocación para conseguirla.





PATAÑJALI
PATAÑJALI



Aum
Yogena cittasya padena vacam
malam sarirasya ca vaidyakena
yopakarottam pravaram muninam
Patanjalim pranjalir anato'smi

abahu purusakaram
sankha cakrasi dharinam
sahasra sirasam svetam
pranamami Patanjalim.


 Los dos slokas (los versos) que cantamos para invocar al Señor Patañjali son el comienzo del Bhojavritti, comentario de Bhoj sobre los Yoga Sutras. Dice, en primer lugar, que el Señor Patañjali es considerado la encarnación de Adisesa, la cobra, que es el asiento del Señor Vishnu, creador de este mundo. Se dice que el nacimiento tuvo tres diferentes momentos, dando tres diferentes ciencias para que la gente se mejore a sí misma. La primera es el yoga.

Yogena cittasya padena vacam
Para purificar la mente (citta) y la conciencia Patañjali nos dio la ciencia del yoga (yogena). Para purificar el uso de las palabras (pada) y nuestro discurso (vacca) nos entregó un comentario sobre gramática, de manera que nuestra utilización de las palabras y modo de expresarnos sean claros, definidos y puros.


malam sarirasya ca vaidyakena
Para quitar las impurezas (malam) del cuerpo (sarira) nos dio la ciencia de la medicina (vaidyakena).

yopakarottam pravaram muninam
Permítanme acercarme a quien nos ha dado esto.


Patanjalim pranjalir anato'smi
Permítanme bajar mi cabeza con mis manos plegadas al Señor Patañjali.
Entonces, después de conocer el trabajo del Señor Patañjali, la segunda estrofa nos dice a que se parece. Para hacer cualquier meditación su imagen tiene que estar delante nuestro.

abahu purusakaram
De las manos a la cabeza tiene forma (karam) humana (purusa).

sankha cakrasi dharinam
En sus manos sostiene una concha (sankha) y un disco (cakra).

sahasra sirasam svetam
Sobre su cabeza (sirasam) tiene las mil (sahasra) cabezas de la cobra, porque Él es la encarnación de Adisesa, la gran cobra. Svetam significa blanco.

pranamami Patanjalim.
Me inclino ante Patañjali.


 Cantamos la invocación al comienzo de la clase para lograr, desde nuestro interior, un sentimiento de santidad y una actitud de entrega; porque nada puede aprenderse en este mundo a menos que tengamos humildad. Al comenzar nuestra práctica, desde el momento en que pensamos en el Señor Patañjali, nos reconocemos muy pequeños delante de esta inmensa Alma. Sólo luego de haber comprendido esto, los problemas que normalmente surgen durante la práctica, principalmente los relacionados con el ego, se verán afectados. Sabemos que descendemos para aprender algo, ya que nada puede aprenderse sin esta actitud. Si pensamos que estamos en la cima y que sabemos todo, entonces no somos aprendices. En este sentido, el canto nos ayuda.




Geeta S. Iyengar.
Geeta S. Iyengar.


Fuente: Geeta S. Iyengar.





Yoga Postura Tadasana o Samasthiti - B.K.S. Iyengar

Postura fundamental de pie.

Efecto:

 Tadasana significa “la postura de la montaña” por lo tanto, su práctica desarrolla firmeza y estabilidad, física y psíquica. Es la primer postura que se debe aprender, porque es la base para poder construir el resto de las asanas de pie. Si bien parece muy simple, Tadasana es más que estar de pie; se debe observar cuidadosamente la alineación y el centro de gravedad del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza, observar los lugares que pueden expandirse, alargarse, y estabilizarse.

Todos los defectos al permanecer de pie repercuten en la columna, y en consecuencia en la mente, ya que es la columna la que mantiene al cerebro alerta.

 A nivel energético tadasana otorga seguridad y confianza, porque uno siente que está bien plantado en sus pies, en la tierra.

A nivel psíquico-emocional, permanecer firme en tadasana cultiva la capacidad de ser testigo (drashta) observador atento, inalterable, más allá de la dualidad, tal como una montaña que permanece inmóvil, imperturbable y estable, aunque llueva, truene, nieve, o haya un incendio sobre ella. Ese es el estado psíquico que desenvuelve tadasana.




Postura Tadasana
PRACTICA YOGA


 En la variante llamada samasthiti las manos se colocan unidas frente a la base del esternón Este ademán de las palmas es conocido también como Atmanjali Mudra o Namaskar Mudra, y es hecho durante dhyana (meditación). Es uno de los pasos de Surya Namaskar. Es también una forma de saludar en la India y quiere decir: “Venero la divinidad que hay en ti”.



Postura Tadasana
PRACTICA YOGA


 Todo lo que se levanta se eleva hacia el techo. Todo lo que se apoya desciende fuertemente hacia el piso."


Aquí un vídeo de Yoga Postura Tadasana o Samasthiti  que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste!







Fuente: Texto:  B.K.S. Iyengar.

Yoga Postura Sirsasana - B.K.S. Iyengar

SIRSASANA 


Sirsa significa cabeza. Ésta es la postura sobre la cabeza, una de las asanas más importantes y representativas del yoga. Presta especial atención a las recomendaciones que te indicamos y si es la primera vez que practicas esta postura, asegúrate que sea supervisado por un profesor experimentado.


POSTURA SIRSASANA
PRACTICA YOGA

Como lograr la postura o asana:

 Coloca en el suelo una manta doblada en cuatro y arrodíllate junto a ella.


1- Apoya los antebrazos en el centro de la manta, teniendo cuidado de que los codos estén separados a la anchura de los hombros.

2- Entrelaza los dedos de las manos de manera que las palmas formen una copa.

3- Apoya la cabeza en la manta. El punto que se debe apoyar es la parte anterior del cráneo, de modo que la parte posterior queda en contacto con las manos.

4- Una vez colocada la cabeza, levanta las rodillas del suelo estirando las piernas y acerca poco a poco los dedos de los pies hacia la cabeza, para lograr la verticalidad en la columna.

5- Cuando te sientas seguro en esta posición, con un ligero impulso levanta los pies del suelo, manteniendo las rodillas dobladas.

6- Lentamente, ve orientando las rodillas hacia el cielo, manteniendo todavía las piernas flexionadas. Los talones quedarán cerca de los glúteos.

7- Ahora extiende las rodillas levantando los pies.

8- Busca el punto en el que necesites menos esfuerzo para mantener la postura. Ese será el indicador de tu verticalidad y estiramiento.

9- Mantén la postura entre uno y cinco minutos, dependiendo de la capacidad y el hábito , y después flexiona las rodillas y deshaz la postura como la hiciste pero en orden inverso.



POSTURA SIRSASANA
PRACTICA YOGA


SUGERENCIAS:


10- Asegúrate de que tus codos están colocados a la distancia correcta, el ancho de tus hombros.

11- Apoya en la manta la parte superior de la cabeza, no la frente ni la parte posterior.

12- Entrelaza los dedos y mantenlos así cerrados durante toda la postura.

13- Antes de levantar los pies del suelo es importante haber logrado la verticalidad en la columna vertebral, y habituarte a la inversión de la postura.

14- Aunque lo recomendable es levantar las dos piernas a la vez puedes hacer tentativas con una y otra pierna al principio.

15- No eleves las piernas extendidas, sino con las rodillas flexionadas y lentamente ve avanzando en la postura.

16- Si es la primera vez que vas a hacer Sirsasana puedes contar con la ayuda de un amigo o hacerlo cerca de una pared. En este caso la distancia entre la pared y la cabeza debe ser de unos 5 cm.



POSTURA SIRSASANA
PRACTICA YOGA


BENEFICIOS: 

17- Al colocar la columna vertebral en posición invertida, las vértebras lumbares son liberadas del peso y la presión a la que son sometidas habitualmente, siendo Sirsasana muy eficaz para aliviar dolores en esta zona. - Favorece la circulación de retorno (venosa) en las piernas mejorando varices y hemorroides.

18- La sangre arterial afluye abundantemente hacia e cerebro provocando una especie de limpieza o enjuague de los capilares. Esto resulta favorable para eliminar jaquecas.

19- Estimula las funciones intelectuales, mejoran la memoria y la concentración.

20- Es favorable para la vista por la mayor afluencia de sangre cargada de oxígeno que llega a los ojos.

21- Regula el funcionamiento de las glándulas hipófisis e hipotálamo, situadas en el interior del cráneo y encargadas de regular todo el sistema endocrino.

22- Descongestiona las vísceras del abdomen, bajo vientre y genitales que son liberadas de presión, poniendo en movimiento posibles estancaciones de sangre.

23- El hígado y el bazo son muy beneficiado en esta postura, debido al impulso en la circulación de la sangre que se provoca con Sirsasana.

24- Facilita una exhalación profunda por la presión ejercida por los órganos del abdomen sobre el diafragma. Esto es bueno para mejorar afecciones respiratorias como asma o bronquitis.



ADVERTENCIAS:

No es recomendable realizar en caso de:

25- Tensión arterial alta o muy baja.

26- Afecciones severas de la vista como desprendimiento de retina, glaucoma, conjuntivitis.

27- Otitis y otras afecciones inflamatorias del oído.

28- Lesiones graves de las vértebras cervicales.



Aquí un vídeo de Yoga Postura Sirsasana que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste!




Fuente: Texto: B.K.S. Iyengar
Fuente: Video: www.youtube.com

Yoga Postura Sukhasana - B.K.S. Iyengar

Sukhasana:


La postura como Sukasana , se trata realmente de una torsión partiendo de la postura de sentado con las piernas cruzadas. Es necesario que la espalda esté bien erguida y derecha para hacer esta asana, lo que hace que cada practicante adopte la postura en la que se cumpla ésta condición.

Sukhasana
La práctica del yoga 

Como lograr la postura o asana:


Siéntate en el suelo con las piernas estiradas hacia el frente, y los isquiones bien apoyados en el suelo. La espalda erguida.



1- Dobla la pierna izquierda y coloca el talón cerca del pubis. Opcionalmente puedes meter los dedos del pie bajo el muslo derecho.

2- Ahora dobla la pierna derecha y déjala apoyada en el suelo, por delante de la otra. Si lo prefieres, puedes adoptar la postura Siddhasana o Padmasana.

3- Apoya las manos en las rodillas manteniendo los hombros y los brazos relajados.

4-Tomando una inhalación estírate hacia el cielo, haz como si quisieras crecer un par de centímetros. Exhalando comienza a girar tu tronco hacia la izquierda.

5- Apoya ahora tu mano derecha en la rodilla izquierda y sujeta fuertemente. Este apoyo te ayudará a girar y a sostenerte en la postura. Pasa la mano izquierda por detrás de tu cintura como si la abrazases y quisieras llegar a la cadera derecha.

6- Gira la cabeza hacia la izquierda todo lo que puedas, siempre manteniendo las cervicales en línea con el resto de la columna vertebral. Evita excesiva tensión en este giro.

7- Mantén la postura en la inmovilidad, respirando profundamente, durante uno o dos minutos.

8- Durante la siguiente inhalación vuelve a estirarte hacia arriba y exhalando regresa al centro. Repite toda la operación hacia el otro lado.


POSTURA SUKASANA
La práctica del yoga

SUGERENCIAS: 

10-Tu columna debe estar erguida antes de comenzar la torsión. Si no es posible, no estás habituado a esta postura y estás muy incómodo, tal vez puedas cambiar esta asana por otra torsión como Vakrasana en la que una pierna permanece estirada.

11- Es de suma importancia el estiramiento inicial, antes de girar el tronco. De este modo las vértebras se separan ligeramente unas de otras y evitamos comprimir los discos. Debe hacerse también al deshacer la postura.

12- Sujeta con fuerza la rodilla, pero sin tensión.

13- Mantén los hombros hacia abajo y el cuello bien extendido.

14- Si estás sentado en Padmasana o Arda Padmasana, la mano que pasa por detrás de la cintura irá a coger la punta del pie que está sobre el muslo. En este caso, deberás cambiar la posición de las piernas cuando cambies de lado. Cuando el tronco gira a la izquierda deberás poner por encima el pie izquierdo y viceversa.

15- Respira confortablemente y mantén tu mente atenta a las sensaciones. En las posturas más cómodas es fácil que la mente se distraiga y divague.



POSTURA SUKASANA
La práctica del yoga

BENEFICIOS

16- Fortalece la musculatura que sostiene la columna vertebral.

17- Aumenta la flexibilidad de la columna vertebral.

18- Corrige desviaciones leves de la columna (cifosis, escoliosis).

19- Proporciona un masaje a los órganos del abdomen y la pelvis.

20- Aumenta la elasticidad de las articulaciones de las piernas.

21- Incrementa la irritación sanguínea en la pelvis, el abdomen y la región lumbar.

22- Mejora la movilidad en la cintura escapular.

23- Tonifica los nervios espinales y equilibra el funcionamiento del sistema nervioso simpático.

24- Despeja las fosas nasales.

25- Tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso.


Aquí un vídeo de Yoga Postura Sukhasana que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste!




Fuente: B.K.S. Iyenga
Fuente: Video: www.youtube.com

Yoga Limpieza por medio de las posturas

Purificarte en las relaciones:


 La práctica de asanas es en sí misma un proceso de purificación y limpieza. Los movimientos articulares durante las asanas, eliminan las toxinas que causan la dureza y limitación de las articulaciones.


PRACTICA MEDITACION
PRACTICA YOGA MEDITACIÓN 
La contracción y elongación que se desarrolla en cada asana, depura las toxinas de las células musculares,  brinda una oxigenación adecuada a los músculos, lo que trae por resultado soltar la rigidez muscular.

La respiración especial que cada postura va generando, unida a los distintos movimientos que toma la columna vertebral, ayuda a eliminar el aire viciado de los pulmones, sacando el máximo CO2 posible, y absorbiendo de forma óptima el O2.

La sangre circula con fluidez, barriendo las impurezas, y nutriendo profundamente los músculos y órganos.


 A un nivel más sutil, las asanas limpian las emociones y por ende los pensamientos conectados a esas emociones. Se llama emociones positivas a aquellas que dan sensación de expansión, apertura, relajación, vitalidad, como por ejemplo la alegría, la compasión, la empatía, la confianza, etc. Son emociones que afectan positivamente la química corporal, favoreciendo la buena salud, la curación, el desarrollo personal, la comunicación y las relaciones armoniosas.

Las emociones llamadas negativas, como la ira, el enojo, el odio, el miedo, la ansiedad, la tristeza, el resentimiento, etc, causan lo opuesto a las anteriores: restringen, tensan el cuerpo, lo cargan de toxinas, enferman, deprimen, limitan la comprensión global, impiden la empatía y obstaculizan las relaciones y el desarrollo personal equilibrado y armónico.

Todas las emociones deben fluir, circular. Tanto las positivas como las negativas. Las positivas simplemente deben ser aprovechadas mientras están, para revitalizarse con ellas. Pero las negativas deben ser circuladas, siempre es dañino para el cuerpo y la mente  guardar emociones constrictoras.

 La forma de hacerlas circular es: -respirar concientemente, como testigo, aprovechando la respiración para estar en el momento presente, sin ir al pasado o al futuro, sólo estando plenamente en el instante, existiendo con la respiración y con la emoción,
PRACTICA YOGA MEDITACION
PRACTICA YOGA MEDITACIÓN
-observar la emoción concientemente, como si fuera una  maestra que me cuenta qué está pasando conmigo en ese momento, reconozco la emoción, mientras la respiro y la hago fluir, sin ponerle pensamiento,
-estirar, contraer, abrir, cerrar y mover las zonas del cuerpo relacionadas con esas emociones.

Por ejemplo, supongamos que  una persona experimentó una situación de discusión, incomunicación y angustia con su pareja, y quedó “atragantada” energética y emocionalmente, con “un nudo en la garganta” por no haber podido decir, o gritar, o llorar, y eso le produce enojo, con pensamientos de enemistad y rencor hacia su pareja.  

Si esa persona tiene la posibilidad de hacer una práctica de asanas y realiza por ejemplo simhasana, la postura del león, matsyasana, la postura del pez, supta virasana o supta baddhakonasana con soportes para abrir el pecho, entre otras; es muy posible que sienta como se movilizan todas esas emociones que había estado guardando y masticando en su interior, y que pueda llorar y  descargarse. 

Al liberar la emoción que no la dejaba ver a la otra persona compasivamente, puede ahora observar con otros ojos su accionar y el accionar del otro, y cambiar su pensamiento.

De esta manera, el asana es una vía para limpiar la emoción, el pensamiento, el cuerpo, y luego purificar la acción futura.



Aquí un vídeo de Yoga para mejorar el tránsito intestinal que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste! 

El Contento en el Yoga

Santosa permaneciendo en el momento presente:


 Santosa significa contentamiento, gozo, o satisfacción, que no está atada a las circunstancias externas, sino que depende del sólo hecho de estar vivo. Santosa está relacionado con la aceptación de aquello que me trae el momento presente, sea algo agradable o desagradable.

Sólo se puede desarrollar santosa permaneciendo en el momento presente, porque ahí es donde está ocurriendo la vida verdadera. Cuando el cuerpo está en el presente y la mente está en el pasado o en el futuro, es como si no existiéramos realmente. 

Y si no existimos de verdad, no podemos gozar de verdad. Y si existimos de verdad porque estamos en el presente, podemos experimentar santosa, contento, con las cosas más sencillas: respirar y ser conciente de que estoy respirando, hacer un asana y ser conciente de lo que estoy haciendo, sintiendo, corrigiendo, percibiendo, liberando. 

Contraer y saber que estoy contrayendo; estirar y saber que estoy estirando. No estoy disociado, estoy presente. El cuerpo está acá en esta postura y mi mente está acá, conciente del cuerpo. De esa manera podemos sentir el gozo de existir en el cuerpo y sentir como la vida fluye en él. Eso es santosa en asana.


La práctica del yoga
El Contento en el Yoga  


 A otro nivel, el estado de gozo y satisfacción que se siente al hacer asanas, tiene que ver con la producción de endorfinas, lo que se logra por los estiramientos y la relajación. Las endorfinas son hormonas que provocan una sensación de felicidad y plenitud. Ese estado es creado por la química del cuerpo, pero afecta directamente el estado de ánimo. 

Uno puede comenzar su práctica de asanas muy triste o deprimido, y experimentar cómo a pesar de que la situación externa puede estar igual, el mundo interno cambió, por la producción de endorfinas que desarrolló ese estado de ánimo positivo. Hacerse conciente de que no estamos atados a las circunstancias externas, que podemos ser plenos a pesar de que estemos viviendo una situación triste, es muy valioso, reconfortante y liberador.


El Contento en el Yoga
El Contento en el Yoga  



Aqui unos video de Santosa Yoga Campamento 2015, es en Ingles, lo quiero compatir con tigo espero que te guste! Namaste!













Yoga el Pranayama efectos


 Prana es la fuerza vital, el impulso de vida, el hálito o aliento. Es la energía que todo lo anima y que en el ser humano rige todas las operaciones físicas, psicosomáticas y mentales.

 Mente y prana están interconectados y el control sobre el prana hace posible el dominio sobre la mente; regulando la respiración, que es también prana, se conquista la actividad mental. Todos los procesos físicos funcionan por la acción del prana o fuerza vital.

PRANAYAMA
PRANAYAMA
El yoga es la reunificación de las energías, para ponerlas al servicio de la integración psicosomática y la libertad interior. El yogui aprende a trabajar con su fuerza vital, a reorientarla, canalizarla e instrumentarla sabiamente.

Cuando la energía no fluye libremente, pueden surgir desórdenes somáticos o mentales. E l prana está en la sangre, en las células, en el aliento, en los órganos sensoriales y en todas las funciones mentales. Es el impulso de vida.

El equilibrio de la energía favorece la óptima salud y la longevidad, potencia el sistema inmunitario y previene contra enfermedades, armoniza psíquicamente y ordena las emociones.


 Todas las técnicas del yoga psicofísico también tienden a armonizar el prana, porque este es la fuente de vida. Es necesario conseguir que la fuerza vital fluye libremente por los nervios y canales de energía, superando bloqueos y cortocircuitos. Los hábitos negativos, las emociones insanas y los pensamientos nocivos perturban la armonía del prana y provocan desórdenes de mayor o menor gravedad.

 El control de la respiración es uno de los modos más eficientes para intensificar, canalizar y armonizar el prana, y asimismo regular perfectamente los principios vitales del organismo. Se consigue así una favorable acción orgánica y mental. El prana es también el que hace posible todas las funciones corporales, incluso las aparentemente más nimias, como el bostezo.

PRANAYAMA
PRANAYAMA

Los yoguis, desde hace ya milenios, descubrieron aspectos muy interesantes relacionados con la respiración, como que se puede aprender a controlarla exhaustivamente y mejorar así la salud; que cuando se respira con conciencia y regulando bien la respiración se intensifica la vitalidad, se aumentan las defensas del organismo, se potencian las facultades internas; que mediante el dominio sobre la respiración se combate la dispersión mental y se pacifican las emociones; que existe una estrechísima interconexión entre la respiración y los estados anímicos y que a cada estado anímico corresponde un modo de respirar, de la misma forma que imponiéndose un control respiratorio se generan sus correspondientes estados anímicos; que pausando y restringiendo la respiración se armoniza el sistema nervioso autónomo; que a través del control respiratorio se eliminan impurezas de todo tipo, se favorecen los pulmones y el corazón, se previenen trastornos diversos, se combaten desórdenes psicosomáticos y emocionales, se regula tensión arterial y se alerta la conciencia.



 No hay nadie para el que no sea beneficioso el aprendizaje de la respiración. Los antiguos sabios de Oriente insistían en la necesidad de aprender a respirar desde corta edad. El equilibrio respiratorio conduce a la armonía psicosomática.

Para los yoguis la salud perfecta no puede existir  si no hay un gran equilibrio energético estimulado por la ejercitación respiratorio. El control sobre la respiración se torna una herramienta extraordinariamente útil para incidir favorablemente sobre el cuerpo y las funciones mentales.

El yogui aprovecha la respiración como fuente de vitalidad y buena salud, pero también como instrumento para ir controlando la actividad mental y conectando con la “realidad” que está instalada en la fuente de los pensamientos. Toda persona que practique el control respiratorio experimentará estados mentales de paz y vaciamiento.

 Pranayama quiere decir control o regulación del prana, es decir, del aliento o la respiración. Existen numerosas técnicas de control respiratorio en el yoga , que enseñan al yogui a dominar estrechamente su respiración y matrimoniar armónicamente la psique y la respiración.

Cada técnica respiratoria tiene sus requisitos y observancias, pero la mayoría de estos procedimientos, aunque no todos, utilizan tres fases en la respiración: la inhalación, la retención del aire y la exhalación, y muchos de ellos especifican que la exhalación debe ser muy lenta y durar por lo menos el doble de tiempo que la inhalación.

 La retención del aliento y la exhalación lenta no solamente regulan muy estrechamente y favorecen determinadas funciones orgánicas (y por supuesto la cardiaca y cerebral), sino que permiten un firme control sobre la actividad mental.

PRANAYAMA
PRANAYAMA



 Mudra significa “sello” y bandha, “fijar”. Los mudras son técnicas para “sellar” la energía, o sea, para contenerla, controlarla, almacenarla o propulsarla. Así se purifican los conductos de energía, se tonifican los plexos y se potencia la acción y beneficio de los ejercicios de pranayama.

Los bandhas, por su parte, son procedimientos de control y acción neuromuscular. Tanto los mudras como los bandhas tratan de acceder a todo el cuerpo, a sus funciones y energías. Todas procuran también salud, armonía y resistencia. Son métodos muy refinados del control de músculos que por lo general no se controlan conscientemente, y también de lo que podemos denominar una “ingeniería” energética.


Aquí un vídeo de Pranayama que lo quiero compartir con vos espero que te guste! Namaste!






Fuente: "El gran libro de Yoga"
Fuente: Video: www.youtube.com